Porque existe el temor al dentista

Las fobias son trastornos psicológicos que se caracterizan por un temor excesivo e irracional a algún objeto, situación, lugar o actividad específica.

chica dentista

La fobia por asistir a la consulta con el dentista no escapa a ello, quienes sufren este tipo de trastorno se sienten incapaces de controlar ese sentimiento e intentan, por todos los medios posibles evitar aquello que les causa mareos, debilidad corporal, transpiración taquicardia y problemas digestivos, como en este caso, al ir a la consulta del dentista.

¿Porque se sufre de odontofobia?

Entre las causas más frecuentes encontramos: Haber vivido una situación traumática en la niñez, temor al contagio de enfermedades, sensación desagradable al observar sangre, temor a las inyecciones y pánico ante la posibilidad de una extracción dentaria. Como consecuencia de esto evitan o postergan durante años la visita al odontólogo, aumentando considerablemente su riesgo de padecer enfermedades dentales cada vez mas complicadas.

La fobia dental (ya se la llame odontofobia, dentofobia, fobia al dentista o ansiedad dental) es una de las fobias específicas. De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM-IV) el criterio de diagnóstico para las fobias específicas incluye:

  • Un miedo marcado y persistente del objeto o situación específicas que es excesivo e irracional.
  • Una ansiedad inmediata como respuesta a la exposición del estímulo temido, que puede llegar a tomar la forma de un ataque de pánico.
  • Reconocimiento de que el miedo es excesivo o irracional.
  • Evitar la situación productora de ansiedad.
  • La fobia interfiere con el funcionamiento normal o causa marcado estrés.

Una vez diagnosticada la fobia al dentista es necesario que el paciente participe de grupos de terapia específicas, lo que le permitirá expresar su temor, enfrentarse progresiva y lentamente a él, para superar este miedo irracional. A diferencia de muchas otras fobias, esta es posible revertirla en poco tiempo, pedir ayuda a un especialista es el primer paso para mejorar la calidad de vida.

Aspectos que nos causan miedo

  • El ambiente ya nos impresiona: personas con bata, con mascarillas y con “herramientas” que relacionamos con dolor. El olor y, especialmente, el sonido son uno de los principales factores que causan miedo al dentista
  • Normalmente no sabes que van a hacerte exactamente.
  • No sabes cuanto rato durará “la tortura”.
  • Permaneces en una posición incómoda (con la boca abierta) y en la que te cuesta respirar. Hay una sensación de indefensión.
  • Por último decir que aunque nos pongan anestesia (que ya implica un pinchazo) el tratamiento no deja de ser molesto en si mismo.

Existen programas de ayuda a los dentofóbicos, principalmente enseñándoles a manejar la ansiedad a través de técnicas de relajación, control de la respiración, etc. También es sabido que el conocer qué sucede exactamente en la consulta con el dentista y saber para qué sirven los instrumentos, ayuda a no temerle tanto.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…