Limón y albahaca para combatir la fiebre

De forma natural y saludable hay muchas plantas que pueden ser nuestras aliadas al momento de tener que bajar la fiebre, por eso acá os proponemos limón y albahaca, ya que las infusiones de éste cítrico y de ésta hierba son verdaderamente efectivos. Toma nota.

Infusión de limón: Para preparar la misma deberemos colocar un limón entero con su cáscara, cortado en finas rodajas, en un recipiente preferentemente de barro o de vidrio, junto a 3 vasos de agua, luego llevaremos la preparación a fuego moderado hasta que hierva y se reduzca por lo menos en un tercio de la preparación, filtramos y exprimiremos los gajos de limón para obtener todo su zumo, luego dejaremos la preparación durante toda la noche y remojo y beberemos la mañana siguiente.

Infusión de albahaca: Para prepararla deberemos contar con 10 a 15 gramos de hojas frescas de albahaca, por litro de agua hirviendo, y dejamos reposar 10 minutos las mismas para que desprendan todas sus propiedades, filtramos, y bebemos. La albahaca es excelente para estimular la transpiración, para ello deberemos beber 3 tazas diarias. También se puede reemplazar la albahaca por flores de marrubio, prepararemos la infusión con 30 gramos de flores de la misma manera que la anterior, ya que posee las mismas propiedades, y ayudará a bajar rápidamente la fiebre.