Cola de caballo para cuidar la piel y el aparato genital femenino

La cola de caballo también llamada equisetum es una de las hierbas medicinales con más propiedades para combatir las hemorragias, ya que es remineralizante, diurética y cicatrizante.

Para cuidar nuestra piel podemos utilizarla de forma externa ya que es efectiva por sus propiedades astringentes, lo que la hace muy buena para tratar eccemas y heridas que presentan dificultad en su cicatrización. Para ello podemos preparar una infusión cargada de la hierba con una cucharada sopera de la misma por taza de agua, y luego realizar curaciones sobre las zonas afectadas. Para las úlceras bucales se puede utilizar la preparación para realizar enjuagues o buches, y además la misma preparación resulta efectiva a la hora de combatir los ojos hinchados adoloridos, con presencia de orzuelos o para tratar y combatir la irritación y picazón ocular y la conjuntivitis.

Así mismo posee propiedades para cuidar el aparato genital femenino de forma externa, ya que puede colaborar para mejorar los síntomas de inflamación en la vulva y de la vagina, como vulvitis, vaginitis, vulvovaginitis, entre otras. Para eso deberemos preparar una decocción con 60 gramos de hojas de cola de caballo por litro de agua y realizar baños de asiento o lavados de la zona genital femenina para mejorar significativamente todos los malestares ocasionados por éste tipo de patologías.