Causas y curas para los ronquidos

En otro articulo hemos mencionado algunas de las causas que pueden llevar a esos terribles ronquidos, que además de poder dejarte sin pareja o compañero de casa, puede indicar que existe algo mal con nuestro cuerpo. Aquí os traigo algunos otros motivos que te pueden estar haciendo roncar.

Ronquidos

Seguro no necesitas otra razón para ir a hacer ejercicio, pero el exceso de peso puede llevar a un incremento de ronquidos. Una de las cosas que se adelgaza mientras nuestro estómago crece son las vías respiratorias, además de restringir el flujo de aire. Añade la gravedad cuando te acuestas y las vías estarán bastante bloqueadas.

Como resultado, este bloqueo puede llegar a que las vías se cierren completamente, algunas veces por más de un minuto. Así que te despertarás cien veces durante la noche porque tu cuerpo responderá a la asfixia. La falta de oxígeno y de sueño puede hacer un gran daño al cuerpo, como algún daño en áreas cerebrales que tienen que ver con el habla, la coordinación y la emoción. Además todo esto puede llevar a hipertensión, latidos del corazón irregulares y en algunos casos extremos a ataques cardíacos.

Una forma de saber si tienes problemas con los ronquidos es si te despiertas con la boca seca, la garganta adolorida o dolor de cabeza constantes. Pero sólo el médico puede diagnosticar la fuente del problema, y para ello se puede necesitar alguna noche en un hospital en donde la respiración y las ondas cerebrales son monitoreadas.

La cirugía es el último recurso en la mayoría de los casos, como de cortar las amígdalas y la úvula, y que llegan incluso a mover el músculo de la lengua para dar paso al aire. Aunque existen nuevos inventos como una máscara tipo avión que bombea aire dentro de la nariz y la garganta mientras se duerme.

Nuevos métodos para dejar de roncar

Los roncadores suelen utilizar dispositivos desde los clips de plástico a palillo en tiras nasales, para abrir las vías respiratorias. Pero estos pueden fallar porque no pueden llegar a la parte inferior del velo del paladar, la úvula o la campanilla que vibra y hace que el ruido.

Los médicos pueden usan un láser o un bisturí para cortar la úvula, para que ésta no vibre, pero la recuperación es muy dolorosa y puede tardar semanas. Se hace difícil comer y beber durante algún tiempo después y los gastos de operación son un poco elevado en privado y no siempre funciona.

Pero ahora, un nuevo tratamiento que consiste en inyectar al paladar blando productos químicos para quemar el tejido y a medida que sana, se forma tejido cicatricial que no puede vibrar.

También hay métodos menos tradicionales. Algunos investigadores descubrieron que las personas que tocan el instrumento tradicional australiano del didgeridoo tienen menos problemas de ronquidos, pero este raro instrumento se puede reemplazar por otro de aire como la flauta o el saxofón. Además se puede practicar el canto, porque fortalece los músculos de la garganta.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…